Siri1

Para unirse a la celebración del Día de la Tierra, las dos estrellas de la compañía se unen para enviar un mensaje sobre conservación ambiental.

Edimedios. –Apple imaginó que su aplicación Siri y el robot Liam, que puede desarmar un iPhone en 11 segundos para su reciclaje, podían enviar un corto y divertido mensaje para conservar la salud del planeta.

También le puede interesar: 

  • ¿Su empresa es tan inteligente y rápida como su Smartphone?
  • HP Spectre, el ultraliviano más delgado del mundo
  • En Colombia ya se puede usar el nuevo Android Auto

 

Siri, la popular aplicación que responde a preguntas de los usuarios y ejecuta comandos por medio del reconocimiento de voz, entabla una conversación con Liam –un mecanismo de 29 brazos electrónicos independientes- para preguntarle qué está haciendo para el Día del Planeta, y el robot, recién estrenado por Apple en sus instalaciones de Cupertino, da a entender que hará lo que siempre ha hecho y procede a desensamblar el teléfono.

Con este mensaje, Apple busca que a la compañía se le reconozca su esfuerzo por mantener una línea de innovación en el reciclaje industrial de sus propios dispositivos. Liam fue diseñado por un equipo de ingenieros en un taller aislado del resto de las instalaciones y su código fue creado por un equipo de desarrollo de Apple, cuenta Mashable.

¿Qué hace Liam para Apple?

Liam es una versión mejorada del primer modelo que fabricó Apple y puede desarmar un teléfono por partes, separando sus componentes con precisión y aislando las piezas tóxicas de las reutilizables.

Puede desmontar las “bandejas para tarjetas SIM, tornillos, las baterías y las cámaras, mediante la eliminación de componentes poco a poco, así que van a ser todos más fáciles de reciclar”, destacó la periodista Samantha Murphy Kelly.

El robot cuenta con un sistema de ventosas que toma los iPhone de un soporte y separa primero la pantalla del terminal. Una escaner lee el modelo de teléfono, establece el número de piezas a retirar y de inmediato un brazo desatornilla el aparato, “elimina el espacio de alojamiento de la SIM, el soporte de la pantalla, componentes de conectividad, batería, cámara y placa. Finalmente se queda la carcasa y todas las piezas separadas para una mejor gestión y reciclaje del oro, cobalto, litio o cobre de los componentes”, precisa Mashable.

Esta máquina puede desarmar 1,2 millones de teléfonos al año, pero esa cifra sigue siendo muy baja para los 74,8 millones de teléfonos de Apple que se desechan anualmente, informa eleconomista.es.

Se cree que solo en Estados Unidos la cifra de basura electrónica puede ascender al 2 % del total del material que llega a los vertederos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *