Cirugías plásticas que deforman y matan mujeres  Foto: cirugiaaotronivel.blogspot.com

El rejuvenecimiento de piel, las lipoesculturas, las mamoplastias y las lipoinyecciones glúteas, están entre las más riesgosas.

Edimedios. –“Todo lo que rompa la piel es cirugía”, afirmó el doctor Jorge Bayter, autor del libro ‘Catástrofes en Cirugías Plásticas’, en una interesante entrevista publicada por El País de Cali en 2015.

El procedimiento más peligroso de la cirugía plástica es la inyección de cualquier sustancia en la cola y es la principal causa de muerte después del tromboembolismo pulmonar”, aseguró Bayter que es un experto en anestesiología y reanimación.

Las inyecciones en la piel o en los glúteos son especialmente riesgosas. Los casos más dramáticos son aquellos en donde al paciente se le ha dosificado biopolímeros (sustancias incompatibles con el organismo), para aumentar el tamaño de algunas partes del cuerpo.

Estas sustancias no se pueden eliminar ni los efectos se pueden revertir. “Mi recomendación es que no se dejen inyectar ningún producto artificial en el cuerpo”, advirtió el cirujano al diario caleño.

En tanto que el tromboembolismo pulmonar (que es la obstrucción de las arterias pulmonares por un trombo) hace parte de esas complicaciones que cualquier cirugía, no necesariamente plástica, puede presentarse durante una intervención, pero es prevenible.

Muchas personas vienen desde España a operarse en Cali, son pacientes que vienen montados en un avión doce horas y el hecho de estar sentado tanto tiempo incrementa el riesgo de que se  presente un trombo o coágulo”, sostiene el especialista.

Las cirugías plásticas más practicadas

Tan solo en 2014 en el país se practicaron 357.115 intervenciones siendo las liposucciones y los implantes mamarios las cirugías con mayor demanda, según datos de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (Isaps).

Aumento mamario
Liposucción
Blefaroplastia
Lipoestructura
Levantamiento mamario

Procedimientos fatales

Alfonso Riascos Villegas, cirujano plástico del Centro Médico Imbanaco, expresó a El Tiempo que las principales emergencias se relacionan con procedimientos indebidos en cirugías para el aumento de glúteos, aplicación de sustancias en el rostro (frente, pómulos, arrugas y labios) y lipoesculturas.

Sin embargo, las lipectomías (reducción del exceso de grasa y piel abdominal) es una de las cirugías estéticas que también han cobrado víctimas en Colombia.

Siempre que a usted le digan que le tienen que pasar una cánula y romperle piel, eso implica clínica, grande o pequeña, pero clínica. Cuando se atraviesa la barrera de la piel es un procedimiento quirúrgico”, enfatizó el especialista Jorge Bayter al El País de Cali.

No estar bien informado en qué consiste la intervención, conocer los peligros de la cirugía y saber los cuidados posquirúrgicos, también está entre los factores que aumentan el riesgo de muerte.

Pero indudablemente, la falta de idoneidad de los cirujanos (muchos de ellos cuestionados por ‘maquillar’ títulos académicos en el exterior) también es un elemento, relevante, en el número de víctimas por cirugías plásticas mal realizadas.

Por cada cirujano plástico hay tres personas que haciéndose llamar de otra manera”, apuntó Bayter.

Las víctimas recientes

Un rápido sondeo hecho en los apuntes de prensa dejan como resultado 9 víctimas de malos procedimientos en cirugías plásticas.

  • Lina Hazbleidi Imbachí Montenegro murió el 21 de marzo de 2016 después de someterse a una triple intervención estética que incluía lipectomía, implante de senos y lipoescultura. Tenía 26 años y era estudiante de derecho.
  • Michelle Dávila Álvarez, de 28 años, falleció por un paro cardiaco durante un procedimiento de lipoescultura en Medellín.
  • Yessika Hilton, líder transexual del oriente de Cali, murió al inyectarse biopolímeros en sus glúteos. Tenía 25 años. Su caso sigue bajo investigación.
  • Luis Andrés Santa García, 40 años, el 20 de febrero de 2016 se sometió a un implante de biopolímeros en sus glúteos. Murió en la Unidad de Cuidados Intensivos de la clínica Maríángel de Tuluá (Valle).
  • María Fernanda Pérez Castro, de 26 años, se practicó una lipectomía y murió el 24 de junio de 2016 en una clínica de Cali.
  • Angie Carolina Mendoza Cera fue abandonada agonizante en la sala de urgencias del Hospital Metropolitano de Barranquilla después de que le inyectarán biopolímeros en los glúteos. El procedimiento se hizo en un apartamento en septiembre de 2015.
  • María Alejandra Sánchez Puentes, de 24 años, murió en una clínica clandestina en el norte de Bogotá en donde se practicó una liposucción. La causa de muerte  fue una embolia pulmonar.

Casos registrados en otras partes

Pero, obviamente, no es un caso que solo afecta a Colombia. La lista de muertes también es alta en el resto del mundo. La revista Bienestar 180 también recuerda algunos casos.

  • Catherine Cando, reina de belleza ecuatoriana, murió a los 19 años por una mala práctica médica durante una liposucción.
  • Pamela Baris do Nacimento, modelo y presentadora brasileña de 27 años, falleció por una hemorragia mientras se practicaba una liposucción.
  • Wang Bei, participante de la versión de “American Idol” en China, falleció tras someterse a una cirugía de estrechamiento de la mandíbula, debido una hemorragia pulmonar.
  • Solange Magnano, miss Argentina 1994, perdió la vida en luego de someterse a una cirugía de levantamiento de glúteos.  La causa fue una embolia pulmonar.
  • Edna Patricia Espinosa, modelo y finalista de Miss Tanga, falleció tras someterse a una lipoescultura en glúteos. Se registró un paro cardiaco mientras le inyectaban grasa.

Fuentes:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *