Antibioticos

El consumo sin prescripción médica hace que aumente la resistencia bacteriana y obligue a suministrar medicamentos más fuertes.

Edimedios. –Así lo explicó la Secretaría de Salud del Distrito al revelar las cifras que fueron suministradas por 74 instituciones prestadoras de servicios de salud de alta complejidad de la ciudad.

Entre los antibióticos más usados por los bogotanos está Ceftriaxona (usado para tratar enfermedades de transmisión sexual) que pasó de 1290 gramos en 2015 a 1446 en el primer trimestre de este año, aseguró una fuente.

Le sigue el antibiótico Imipenem (para tratar infecciones graves de carácter respiratorio, de la piel y otros) que pasó de 24,7 gramos en 2015 a 35,3 gramos en lo que va del 2016.

En la lista de los más suministrados por las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), está la Meropenem (usada para combatir infecciones respiratorias como la Neumonía y el Meningitis), que en 2015 reportó una aplicación de 12710 gramos y en 2016 pasó a 13271 gramos aplicados, advierte la Secretaría.

Al respecto, el director de Epidemiología de la Secretaría Distrital de Salud, Carlos Julio Pinto, dijo que existe un “uso indiscriminado e inadecuado” de los bogotanos y que, pr ley, no está autorizada la venta de esta clase de medicamento sin autorización médica.

Antibióticos ya no pueden ante la resistencia bacteriana

La resistencia antimicrobiana se produce cuando las bacterias sufren cambios que hacen que los antibióticos dejen de funcionar, teniendo como consecuencia el aumento incontrolado de los patógenos resistentes, los cuales ponen en peligro la vida de los pacientes”, advierte un comunicado de la entidad.

Las bacterias que se están haciendo fuertes en Bogotá son el Staphylococcus aureus (que puede infectar la sangre) y cuyos efectos ya no son controlados por la Oxacilina. También está el E. coli (que puede presentarse por ausencia del lavado de manos) que ha vuelto más resistente a la Cefotaxima.

En el mismo sentido, el Meropenem ya no tiene el mismo efecto sobre la bacteria K. pneumoniae (que a nivel mundial ha tomado relevancia por su resistencia a los antibióticos más fuertes del nivel hospitalario), señaló la entidad.

En ese sentido, Carlos Julio Pinto lanzó la siguiente recomendación:

 

Fuente: 

Secretaría Distrital de Salud de Bogotá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *