'Día de las crispetas'  en Cine Colombia

La actividad promocional se desarrollaró en todos los multiplex del país el pasado sábado 20 de agosto. 

Edimedios.Al igual que hace un año, cuando Cine Colombia regaló 6 toneladas de crispetas a sus clientes, este 20 de agosto la compañía espera atraer a sus 850 pantallas a más fanáticos del cine y de sus inseparables compañeros, las crispetas de maíz.

Cine Colombia duplicó la compra de crispetas de sal o caramelo en el recipiente que presentara el cliente.

Naturalmente que existieron condiciones y una de ellas es que el recipiente debe estar limpio, libre de tóxicos y apto para el consumo de alimentos, destaca el portal de cine Colombia.

La actividad promocional solo aplicaba para tamaños grandes de 170 oz, medianas de 130 oz o pequeñas de 85 oz. Sin embargo, hay excepciones.

Aunque no faltaron los colombianos que se inventaron otra forma para hacer parte de la actividad.

Si el usuario compraba dos crispetas grandes, recibirá dos adiciones de crispetas grandes, por lo que debería suministrar máximo dos recipientes donde se puedieran almacenar hasta 340 oz, volumen que corresponde a dos crispetas grandes, explica el portal.

Una empresa nacional llamada Cine Colombia

Cine Colombia es una compañía del Grupo Santo Domingo. Tiene 248 salas de las 750 que existen en 10 ciudades el país, según la revista Dinero.

Mientras que su presidente, Munir Falah, de origen libanés, fue destacado como el Empresario del año 2016 por la Escuela de Administración de la Universidad del Rosario y Dinero.

Cine Colombia reporta un ingreso anual promedio de 40 millones de asistentes, es decir, más de las tres cuartas partes de la población colombiana ha visto películas en sus salas.

Origen de las crispetas

Sobre el maíz, específicamente las crispetas de maíz, se cree que tuvo su origen en las antiguas ceremonias aztecas.

Solo que en el siglo 16, cuando estaba en marcha la conquista del imperio azteca, los primeros cronistas de indias describieron que las crispetas o palomitas de maíz se usaban en las ceremonias.

Bernardino de Sahagún, misionero franciscano que escribió los primeros capítulos de la historia de México, relató lo siguiente:

“(…) una serie de mujeres jóvenes bailaron, después de lo prometido, un baile de las palomitas de maíz. Tan grueso como borlas de maíz eran sus guirnaldas de palomitas de maíz y estos se colocaban sobre (las niñas) la cabeza…”, explica palomitasdemaiz.org.

Fuentes: 

Cine Colombia

Palomitas de Maíz. 

Revista Dinero: Cine Colombia con crecimiento de película

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *