Mujer Ejecutiva

Las ejecutivas saben organizar y orientar equipos de trabajo, y obtener mejores resultados empleando a su favor la inteligencia emocional.

Por: Javier Segura.

Edimedios. –Un estudio publicado por Harvard Busines Review a 2.816 ejecutivos de 149 países, señala que las mujeres se desempeñan mejor que los hombres cando deben asumir roles de liderazgo empresarial como la orientación, la tenacidad y la conformación de equipos de trabajo.

Más todavía, la publicación resalta que las mujeres poseen una capacidad muy superior al de los hombres para incorporar la inteligencia emocional en los procesos productivos y son buenas para escuchar.

A continuación, las 7 cosas que las mujeres hacen mejor que los hombres cuando desempeñan roles de liderazgo empresarial:

  1. Imprimen energía. Las buenas ejecutivas son motivadoras y ponen su máximo empeño en conseguir las metas. Saben que eso se logra con una buena dosis trabajo exigente, pero sin incrementar los niveles habituales de estrés.
  2. Se alinean mejor. Las mujeres suelen equiparar muy bien las obligaciones de su trabajo, con sus roles de madres y esposas. Al tener menos tiempo que los hombres, las ejecutivas asimilan más rápido los objetivos hasta alcanzarlos.
  3. Están orientadas. Al saber qué es lo que quieren y cómo obtenerlo, ellas ordenan sus prioridades hasta diseñar un plan de trabajo que permita alcanzar los objetivos empresariales. Aunque, dice Harvard, a veces son tan detallistas que los planes son complicados de ejecutar.
  4. Usan la inteligencia emocional. Tal vez esta sea la principal deferencia entre mujeres y hombres. Si bien ellas pueden llenarse de motivos (buenos y malos), esto les sirve para establecer una relación más personal con sus equipos y los proveedores.
  5. Saben conformar grupos de trabajo. Toda mujer ejecutiva comprende que un equipo de colaboradores puede ser productivo si está equilibrado. Ellas conocen más que los hombres, los hilos internos que mueven las relaciones interpersonales y lo aprovechan al máximo.
  6. Son tenaces. Cuando una mujer persigue un objetivo, lo alcanza sí o sí; no sabe rendirse y siempre espera el momento oportuno para obtener lo que busca. Esto, aplicado a nivel gerencial, es un plus que muchos hombres no detentan.
  7. Saben escuchar. Toda mujer escoge muy bien a quién hablar, pero están listas para escuchar de todo. Las ejecutivas desean tener el control de lo que se dice en sus organizaciones y esto, llevado a la práctica, incluye ejercicios de retroalimentación, conferencias, reuniones y todo tipo de  asambleas, para entender su entorno y tomar sus decisiones.

Sin embargo, la revista afirma que la precaria visión de los negocios es lo que impide a las mujeres alcanzar mejores posiciones estratégicas.

Dice la publicación que “ese déficit proyecta una gran sombra sobre lo que sería una imagen extremadamente favorable de las ejecutivas”, quienes, en un sondeo más amplio, obtuvieron mejores calificaciones que sus pares masculinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *